13 de Noviembre del 2013

Gobierno se pone como meta reducir a 10% la Desnutrición Crónica Infantil en el 2016

El Gobierno anunció que se contará con más de 1,000 millones de soles para ampliar la cobertura del Programa Nacional de Apoyo Directo a los Más Pobres, JUNTOS.
Donde: 
PerúNacional
Fuente: 
La Primera

Aníbal Velásquez, director general de seguimiento y devaluación del MIDIS informó que el Ministerio de Inclusión Social anunció que el Gobierno se ha puesto como meta reducir a un diez por ciento la Desnutrición Crónica Infantil (DCI) en el 2016 para lo cual contará con un conjunto de medidas intersectoriales.

 

En el año 2012 la cifra de DCI alcanzó el 18.1%, lo que equivale aproximadamente a 126,300 niños desnutridos.

 

Afirmó que un solo gobierno no va a ser suficiente para acabar con la desnutrición infantil.

 

Para llegar a tal objetivo –agregó- se necesita ampliar las coberturas donde más lo necesitan. “Un gobierno no va a ser responsable, sino varios gobiernos”, recalcó.

 

Aañadió que se requiere más de cinco años para revertir esta problemática. En relación a los sectores que podrían intervenir, sostuvo que se necesitan servicios universales para gestantes y niños de 0 a 3 años, un alto compromiso político (sin politizar), más recursos, mejorar la capacidad de gestión de los que entregan los servicios, apoyo en los colegios, entre otras necesidades.

 

Para que la disminución sea eficaz, el gobierno priorizará las metas de cobertura efectivas, es decir que lleguen a la población con más carencias alimenticias. “Perú está entre los países con mayor inequidad. Se tienen que reducir las brechas entre los pobres y no pobres”, indicó.

 

A pesar de la actual situación aseguró que el Perú es uno de los países que más ha reducido la desnutrición crónica en los últimos diez años. Antes del 2007 se redujo esta problemática en 1.8% y ahora se ha reducido en un 10%, resaltó.

 

Sin embargo, señaló que “un programa alimentario por sí solo no va a reducir nunca la desnutrición crónica”, refiriéndose a los programas alimentarios. “Antes se pensaba que la desnutrición crónica se debía a falta de alimentos.

 

Eso no se ha probado que tenga mayor impacto. Una cosa es comprar alimentos, y otra que llegue a la población que más lo necesite y que lo consuman. No es un problema de falta de alimentos, sino es un problema multisectorial, es un tema educativo”, indicó.

 

Componente: 
Institucionalidad