09 de Octubre del 2014

Desarrollo del comercio intrarregional de alimentos y fortalecimiento de la Seguridad Alimentaria en América Latina y el Caribe

La crisis del alza de los precios internacionales de los alimentos en 2008 ha generado la progresiva concientización en cuanto al tema de la seguridad alimentaria. Ante esta problemática se han manifestado declaraciones, acuerdos, compromisos, leyes que buscan atender el problema del hambre; entre ellos se encuentra el presente documento de trabajo.
Lugar: 
America LatinaRegional

El alza de los precios de los alimentos se torna alarmante en América Latina, una región que siendo exportadora neta, su abastecimiento a través de suministros extra-regionales supera al abastecimiento por suministros intra-regionales. Y esto se agrava si consideramos que América Latina cuenta con la capacidad de producir más alimentos de los que requiere y pese a ello no logra satisfacer el hambre de la región.

 

El presente documento de trabajo expone cifras específicas referente a la situación del comercio agroalimentario en la región. A nivel de exportaciones, un 17.2% es destinado a América Latina y el Caribe (ALC), 23.9% a Europa, 29.6% a Asia, 17.5% a EEUU, 7.0% a África, y 4.7% a otros países. En caso de las importaciones, los productos agroalimentarios provienen en un 43.3% de ALC, 32.3% de EEUU, 7.0% de Europa, 4.3% de Asia, 0.9% de África y 12.2% de otros países.

 

Definitivamente los casos a nivel nacional varían notablemente, pues México y El Caribe poseen mayores importaciones que exportaciones de productos agroalimentarios, obteniendo un saldo comercial negativo a diferencia de los demás países. En el caso de Perú, tanto las exportaciones e importaciones varían muy poco y se asemejan pues presenta un 4.9% de importaciones y un 3.5% de exportaciones, donde las exportaciones generan un mayor flujo comercial que las importaciones, obteniendo por lo tanto un saldo comercial positivo. 

 

A nivel comercial, si los montos en soles o dólares generados por las importaciones no superan a las ganancias generadas por las exportaciones a pesar de que la cantidad de importaciones supere a las exportaciones de agroalimentos, esta situación es considerada beneficiosa y positiva. No obstante esto no necesariamente sería un indicador de seguridad alimentaria. Por ello, este documento enfatiza en el componente de la “disponibilidad” y a partir de ello  opta por proponer una solución que haga frente al alza internacional de los precios de los alimentos, que nos afecta seriamente al depender de suministros extra-regionales. 

 

Esta propuesta gira en torno al cambio de exportaciones extra-regionales a intra-regionales y en el caso de las importaciones para el abastecimiento de la región hacerlo con suministros intrarregionales. De manera que se podría asegurar el abastecimiento de alimentos  a nivel regional y a su vez consolidar nuestra posición, como proveedores de alimentos a nivel global. Todo ello, claro está, acompañado de diversas medidas que fomenten el comercio en la región, como la disminución de aranceles, operaciones, etc., pero sin interrumpir, o en todo caso vinculándolas a aquellas medidas orientadas a la consolidación de la seguridad alimentaria de cada país. 

 

Resumen del documento

 

La crisis del alza de los precios internacionales de los alimentos en 2008 ha generado la progresiva concientización en cuanto al tema de la seguridad alimentaria. Ante esta problemática se han manifestado declaraciones, acuerdos, compromisos, leyes que buscan atender el problema del hambre; entre ellos se encuentra el presente documento de trabajo.

 

América Latina y El Caribe es una importante región productora de alimentos, rica en recursos naturales, con el potencial de ampliar su productividad y autoabastecerse. No obstante los países miembros de la región se ven afectados por las incertidumbres y el desaceleramiento de la economía global, con consecuencias en la capacidad de acceso y la capacidad de los países importadores netos para provisionarse desde fuentes extra-regionales. Así es que, surge la necesidad de contribuir al fortalecimiento de la integración regional y a la consolidación de su posición en los sistemas agroalimentarios globales.

 

Frente a este contexto, el presente documento incorpora aportes técnicos con miras a que sirvan de insumo para la elaboración del Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional y Erradicación del Hambre que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) ha encomendado a FAO elaborar, en colaboración con la ALADI y la CEPAL.

 

Componente: 
Estabilidad
Institución: 
FAOALADI
Tipo de Documento: 
Otros